Aunque tuvo que asumir la pesada carga de ser el sustituto del Renault 5, lo cierto es que el Clio entró con buenos ojos en los mercados europeos. Tanto, que actualmente se encuentra en la quinta generación y ha superado los 15 millones de unidades producidas.