Subimos por el continente americano hasta alcanzar Estados Unidos. Allí, 20 euros equivalen a 21,82 dólares y la medida es el galón, que son 3,78 litros. En Los Ángeles, el precio de la gasolina es de 83,21 centavos por litro (hecha la conversión de galones), mientras que, curiosamente, el del diésel sube a 1,02 dólares por litro.

De este modo, se pueden comprar 26,23 litros de gasolina y 21,39 de diésel. Eso sí, los precios pueden variar bastante de una ciudad a otra. Con esos precios y su renta per cápita, no nos extraña que puedan costearse coches con grandes motores V8...