No encontrarás ningún botón, tirador, ni cerradura en la puerta de este deportivo inglés. El mecanismo de desbloqueo está oculto en el interior, y para entrar en el coche hay que pulsar un botón bastante grande en la parte inferior de la carcasa del espejo retrovisor exterior (indicado en la imagen).