El McLaren MP4-12C fue el primer superdeportivo de producción de la marca de Woking que fue diseñado y fabricado íntegramente por la compañía inglesa. Y también el primer coche de calle de la firma desde el lanzamiento del McLaren F1.