La última generación de esta berlina de representación, el Lincoln Continental, en su edición especial limitada 'Coach Door Edition' (agotada poco después de su lanzamiento), contaba con unas puertas de tipo 'suicida' y unas manillas igualmente sorprendentes.