Acabamos con el gran monovolumen que, a pesar de la llegada del Tarraco, se mantiene en el mercado como la mejor alternativa de SEAT para las familias.

Se produce en la fábrica portuguesa de Palmela, junto con el Volkswagen Sharan (y también el T-Roc). Puede escogerse con cinco y siete plazas, mientras que el maletero alcanza, en el mejor de los casos, nada menos que 809 litros.