Sin duda, este es un aspecto en el que el BMW Serie 3 ha mejorado mucho en su nueva generación. Y el salto tecnológico queda representado por el cuadro de mandos completamente digital, que puede equiparse dentro del paquete Live Cockpit Professional (cuesta 3.255 euros).

¿Qué más ofrece el pack? Elementos como el sistema multimedia con pantalla de 10,25 pulgadas, control gestual y control por voz inteligente, así como el mando de control con superficie táctil.