Ya de por sí el Aston Martin DB4GT es muy especial, puesto que se trata de la versión ligera y mejorada para los 'gentleman drivers' de la época, pero el DB4GT 'Jet' de 1960 es todavía más exclusivo, porque es el único fabricado por Carrozzeria Bertone.

Un coche único vendido en 2013 por el equivalente a 3,8 millones de euros, que fue protagonista del 'stand' de Bertone en el salón del automóvil de Ginebra de 1961 y fue diseñado por el entonces jovenzuelo de 22 años, Giorgetto Giugiaro. El potente motor de seis cilindros en línea tiene 3,7 litros, es atmosférico, cuenta con tres carburadores Weber y anuncia 302 CV, lo que le permite alcanzar los 240 km/h.