El único coche de preguerra de esta clasificación de Aston Martin es este Ulster #LM19 de carreras, un ejemplo puro del periodo de competición liderado por Augustus Cesare Bertelli. Se trata de uno de los cuatro Ulsters fabricados para las 24 Horas de Le Mans de 1935, y después compitió en la Mille Miglia, el Trofeo de Turismos RAC y también el GP de Francia de 1936. 

Un pedazo de historia del mundo de las carreras que vale la friolera de 3,4 millones de euros, gracias a una obsesiva restauración y a su motor atmosférico de cuatro cilindros y 1,5 litros, con 86 CV de potencia.