Encargado por un emprendedor sueco amante de las flores, el Phantom Rose también se conoce como el Rolls del millón de costuras. El coche tiene como temática principal las rosas, y hay adornos con esta flor en la línea decorativa de la carrocería y, sobre todo, en el habitáculo. Si miras con más detenimiento, verás que, además de flores, también hay mariposas.