Como su propio nombre indica, la colección Tranquility (tranquilidad) fue creada para destacar el silencio y el lujo del Rolls-Royce Phantom. Por alguna razón, Rolls-Royce asoció esto a objetos 'de otro planeta', así que el Tranquility incluye trozos de un meteorito en el mando del volumen del audio o combinaciones de color inspiradas en las dos caras de la Luna (la iluminada y la que está en sombra).