Mostrado en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach, la llamada Pastel Collection sirvió para adornar algunos modelos 'Black Badge' mediante colores llamativos, basados en los de ciertas flores silvestres.

Aunque el coche de la imagen es un Ghost en color verde pálido, también había un Wraith amarillo y un Dawn en tono rosa coral. Rolls-Royce aseguró que los coches mostraban que un 'Black Badge' no tiene que ser necesariamente de color negro.