Otro caso especial es el del Suzuki Baleno SHVS, un utilitario con un sistema de propulsión microhíbrido de 90 CV, que no parece existir para el público en general.

Y es que, a pesar de homologar un consumo medio de 4,0 litros cada 100 kilómetros, sus ventas son realmente bajas. En total, en 2019, en España se matricularon 168 unidades de toda la gama Baleno (tanto microhíbridas como no).