El primer acercamiento del Audi A6 al mundo híbrido llegó en febrero de 2012, un poco depués que el resto de integrantes de la cuarta generación.

Con un precio de partida de 57.900 euros, aunaba el motor de gasolina 2.0 TFSI, de 211 CV, con una unidad eléctrica, de 54. Combinados con la tracción total quattro y la transmisión automática tiptronic, anunciaba una potencia máxima combinada de 245 CV y un consumo medio de 6,2 litros cada 100 kilómetros.