Todo el mundo conoce el Golf, ya que se vende en todos los continentes, aunque no necesariamente tenga éxito en todos los lugares. El año pasado se vendieron 687.664 unidades, de los cuales alrededor de 500.000 ejemplares se quedaron en el mercado europeo (y casi la mitad de estos, en Alemania).