El nombre Volvo viene del latín y significa "yo ruedo". ¿Por qué esa denominación? Muy simple: en 1915, la compañía sueca SKF patentó el rodamiento de bolas Volvo y así nació la marca.

La división de automóviles se creó en 1924 como una filial de SKF y la hicieron realidad dos empleados de la compañía, Assar Gabrielsson y Gustaf Larson.