El caso de SEAT es muy parecido al de Fiat. El 9 de mayo de 1950, se fundó la Sociedad Española de Automóviles de Turismo en Zona Franca, Barcelona. En aquel momento, Fiat tenía una participación del 7% en la compañía.

Después de la apertura de la planta el 5 de junio de 1953, el primer coche, un SEAT 1400 basado en el Fiat 1400, salió de la línea de montaje el 13 de noviembre.

Hasta principios de los años 80, SEAT construyó modelos de Fiat, con ligeras modificaciones, bajo licencia. Luego se produjo una ruptura, ya que Fiat no quiso participar en un aumento de capital. Desde 1986, la firma española forma parte del Grupo Volkswagen.