El nombre de Volkswagen se remonta a la época nazi. El régimen buscó la producción de un coche que 'motorizase' el país, de ahí la denominación Volk (pueblo) y Wagen (coche), o algo así "coche del pueblo".

En el período alrededor de 1937/1938 también se creó el logotipo de Volkswagen a partir de las dos letras V y W, colocadas una encima de la otra en una rueda.