BMW significa Bayerische Motoren Werke, un nombre que comenzó a utilizarse en 1917. Curiosamente, los primeros coches BMW no se produjeron en Baviera, sino en Eisenach. Solo después de 1945, la producción de automóviles se trasladó a Munich. Sin embargo, la fabricación continuó en Eisenach, aunque bajo el paraguas de la RDA.