Cuando un coche aglutina más ventas que la suma del segundo y el tercero más vendidos, solo puede calificarse de absoluto éxito. Así sucede en Brasil con el Chevrolet Onix y sus 241.214 matriculaciones. 

El Hyundai HB20 y el Ford KA, a pesar de completar el podio, nada pueden hacer contra el modelo estadounidense, cuyo precio base asciende a 49.690 reales brasileños, que equivalen a 10.650 euros.