Solamente la espectacular carrocería Zagato de este Maserati A6G/2000 Berlinetta de 1956, ya justifica la impresionante cifra de 4 millones de euros pagados por este modelo en una subasta en Monterrey, California, en 2018. 

Además, la producción estuvo limitada a 20 exclusivas unidades y todas ellas eran ligeramente diferentes. Este ejemplar en concreto fue meticulosamente restaurado antes de ser vendido, en un proceso que duró dos años. En este caso, el motor es un seis cilindros de 2,0 litros y cerca de 160 CV.