Damos un salto adelante en el tiempo para hablar del 156. Este coche marcó la renovación de la firma, con un diseño más moderno y la llegada de motores turbodiésel con inyección 'common rail'.

La berlina tuvo cierto éxito nada más llegar al mercado e incluso fue galardonado con el Coche del Año en Europa 1998.