El primer Alfa Romeo para economías populares surgió en 1954 y la versión inicial fue un coupé, por nombre Sprint, que tuvo un gran éxito.

Posteriormente, se comercializó una berlina, antes de que llegara la versión Veloce. Este modelo tenía un motor de cuatro cilindros con 65 CV (80 CV para el Veloce). Se estima que se produjeron 170.000 unidades.