Muy elogiado por la fuerza que desarrolla, este propulsor lo emplean todas las marcas del grupo francés: Peugeot, Citroën, DS y Opel. Obviamente, se utiliza en muchos modelos: Citroën C4 Cactus, DS 3 CROSSBACK, Peugeot 208, Opel Grandland X...