Estos prometedores coches eléctricos están todavía en fase de prototipo, ya que no han llegado a producción en serie, pero ya tienen precio anunciado y la marca acepta pedidos. También hemos visto vídeos, que son fáciles de encontrar en Internet, en los que el pick-up y el todoterreno demuestran sus habilidades off-road reales.

Ambos modelos, que se ofrecen al mismo precio de 125.000 dólares (unos 112.000 euros al cambio), cuentan con dos motores eléctricos y una potencia total de 622 CV. Aceleran de 0 a 96 km/h (0-60 mph) en 4,5 segundos y llegan hasta los 160 km/h. La capacidad de las baterías es de 120 kWh y la autonomía, de 322 kilómetros. 

Estos dos modelos dicen ser los reyes eléctricos de los todoterrenos, puesto que gozan de 38 centímetros de altura libre al suelo, 25,4 centímetros de recorrido de la suspensión y una capacidad de vadeo de 91 centímetros.