Este es el único coche de carretera de la lista, una transformación de un 911 normal (993) en un 'monstruo' capaz de ganar las 24 Horas de Le Mans.

Es uno de los veinte 911 GT1 de carretera producidos para su homologación, pintado en el clásico color Plata Ártico y con solo 7.900 kilómetros recorridos cuando se vendió en 2017. El motor de seis cilindros, biturbo, cubica 3,2 litros y desarrolla 544 CV, una potencia que permite al deportivo alemán superar los 300 km/h.