El Porsche más joven en esta clasificación es el RS Spyder de 2007, el último de los seis construidos para la temporada y que apareció por primera y única vez en una subasta en 2018, donde se vendió por 4,05 millones de euros.

El coche de la categoría LMP2 prácticamente nunca ha corrido y mantiene inmaculada su carrocería de fibra de carbono 'desnuda', además del motor de aspiración atmosférica 3.4 V8, con 510 CV.