Aunque todavía es pronto para saberlo, lo lógico es que el SEAT León 2020 siga el camino marcado por el Volkswagen Golf 2020, que ofrece motores turboalimentados de gasolina TSI y ciclo diésel TDI, así como tres opciones con hibridación ligera, denominadas eTSI, dos versiones híbridas enchufables eHybrid y una variante de gas natural comprimido (GNC), conocida como TGI. 

Por supuesto, esperamos que exista la posibilidad de incluir la transmisión automática de doble embrague DSG y la tracción total 4Drive, en algunas versiones.