Sin embargo, los adjetivos se vuelven un poco más negativos, cuando pensamos en esta reinterpretación, que estuvo a la venta en Brasil hasta 2013.