En términos de diseño, el Saab 9-5 que se vendió entre 1997 y 2005 es una de las berlinas nórdicas más bellas que jamás se haya fabricado.