Es la versión más radical del Mercedes-AMG GT, pensada para circuito. El GT R PRO es una bestia con los mismos 585 CV de potencia del R, gracias a su motor 4,0 litros V8, pero con una suspensión y una puesta a punto mucho más extrema.

Galería: Mercedes-AMG GT R Pro