De alguna manera, Ford no estuvo muy afortunado al diseñar la cuarta generación del Escort. Necesitó dos propuestas y en la imagen, podemos ver la versión que apareció a partir de 1995. El modelo más interesante de esta generación fue el poderoso Escort RS Cosworth, con 220 CV de potencia.