Sabemos que este coche jamás se hará realidad, pero no puedes negar que conducirlo y, sobre todo, exprimirlo sería toda una experiencia. De momento, nos conformamos con subirnos al Honda e de 150 CV, que no está nada mal.

Más información del Honda e Type R