En 2007, bajo la dirección de Carlos Ghosn, Nissan presentó la sexta generación del GT-R en el salón de Tokio. Desde entonces, no ha sido reemplazado por una séptima entrega, pero ha sido rediseñado y actualizado durante estos años para seguir plantando cara.

Lo más importante es que esta generación del GT-R abandonó los seis cilindros en línea en favor de un motor V6, biturbo, de 3,8 litros. Al principio, este bloque desarrolló 485 CV, pero hoy en día, ofrece hasta 600 CV. ¿Alguien da más, desde 108.050 euros?