No es casualidad que el proyecto Mazda LM55 Vision GT incluya las letras LM, en clara referencia a la mítica carrera de las 24 Horas de Le Mans. Una cita en la que resultó victoriosa la marca japonesa, allá en 1991.

Este automóvil, creado en exclusiva para el videojuego, sigue las pautas marcadas por el lenguaje de diseño KODO, aunque no se ofrecen datos sobre el rendimiento.

Solo se hace mención a una "relación peso/potencia excepcional", algo en lo que influirá bastante el uso de fibra de carbono, aunque sea virtual.