La carrocería del modelo italiano, al margen de estar vestida con un llamativo color, denominado Amarillo Sole (opcional por 364 euros), también incluye algunos elementos de protección en la parte baja de la carrocería. Tanto delante como en la zaga, el Panda Cross ofrece un aspecto más reforzado que el que tiene un Fiat Panda convencional.