Si acabamos de mencionar cómo sería un Rolls-Royce sin el Espíritu del Éxtasis, aquí lo tienes. Se trata de un vehículo con la apariencia de un Rolls-Royce, pero fabricado por la empresa rusa Aurus. Se trata del vehículo utilizado por la 'jet-set' rusa así como por los altos mandatarios ruso, donde es frecuente verlo circular por las inmediaciones del Kremlin. Así que, efectivamente, el Aurus Senat también dispone de una parrilla descomunal.