Dentro de la gama Volkswagen, esta tecnología se estrenó en el Touareg el año pasado. Los faros matriciales constan de 22 diodos individuales por cada módulo de iluminación, incorporan intermitentes dinámicos y permiten viajar con las luces de carretera activas sin deslumbrar al resto de usuarios de la vía.