La versión analizada es la 35 TDI quattro, dotada del motor turbodiésel 2.0 TDI, con 150 CV, un cambio manual de seis marchas y el sistema de tracción total quattro, a través de un embrague multidisco Haldex. 

Esta mecánica suena poco y empieza a rendir con decisión desde antes de las 2.000 vueltas. De hecho, a 90 km/h, se circula a 1.700 rpm en sexta velocidad, un régimen suficiente para no llevar ahogado al propulsor.

En materia de prestaciones y consumos, obtiene buenos registros, pues anuncia 211 km/h de velocidad máxima y 9,3 segundos para acelerar de 0 a 100. En nuestra prueba, hemos obtenido un gasto en el entorno de los 6,8 litros cada 100 kilómetros. 

Por esta versión, hay que desembolsar 37.650 euros, sin extras. Es una cifra razonable dentro de los modelos Premium.