Después del éxito de ventas del primer Mokka X, Opel tiene un gran reto ante sí con la segunda entrega de este SUV. Parece que la plataforma elegida es la CMP del Grupo PSA, la misma que la del Opel Corsa y el DS 3 CROSSBACK.

En cuanto a dimensiones, crecerá algo en longitud, por lo que se situará entre el Crossland X y el Grandland X.