Después del final del Octavia original, el modelo no resurgió hasta 1996, ya con la marca enrolada dentro del Grupo Volkswagen. De hecho, la base de la berlina la proporcionó el Golf IV. Este modelo se fabricó hasta 2010 en diferentes países, incluido Senegal, donde sigue siendo un taxi bastante popular.