La historia del Skoda Octavia dio comienzo hace exactamente 60 años. En 1959, la marca checa presentó su octavo modelo después de la Segunda Guerra Mundial, de ahí su nombre. Efectivamente, el término latino Octavia significa "octavo".