¿Gastarías 500.000 dólares (446.065 euros) en un coche que lleva décadas abandonado? Alguien seguramente lo hará con este 5000 GT Coupé Ghia, una de las 34 unidades fabricadas en exclusiva por Maserati en todo el mundo. 

Como particularidad, el coche que sale a subasta en Monterey es el único que se personalizó con una carrocería firmada por Ghia. El trabajo de restauración que necesita el automóvil no es poco pero, una vez devuelto a su estado original, tendrá un valor de siete dígitos.

Que por cierto, el primer dueño de este coche fue Ferdinand Innocenti, el creador de la motocicleta Lambretta.