Esta pieza única de 1955, comprada por el empresario norteamericano Robert C. Wilke, se desarrolló a partir de la base de un Ghia. El 375 MM Coupé Special fue el último 'Cavallino Rampante' transformado por el carrocero.

Su odómetro marca 13.300 kilómetros y dispone de la certificación de Ferrari Classiche. Tanto el chasis, como la caja de cambios, el diferencial y el motor V12 son originales.

De ahí que los expertos estimen un precio de subasta estimado de entre 5 y 7 millones de dólares (4,46 millones de euros).