Uno de los creadores de vehículos pequeños más fructíferos fue el alemán Paul Kleinschnittger. Su primer diseño con un motor de 98 cm3 (en la parte delantera) data de 1939. Entre 1950 y 1957, Paul Kleinschnittger construyó más de 3.000 ejemplares del F 125 (en el centro) que tenía un peso de 150 kilogramos.