Un antiguo fabricante de aviones se dedicó, después de 1945, a fabricar vehículos de pequeño tamaño. Sin embargo, el Heinkel Kabine no llegó al mercado hasta el año 1956, justo cuando la demanda de este tipo de coches disminuía en Alemania. De esta forma, hasta 1958, solo se fabricaron unos 12.000 vehículos. El vehículo con una potencia de 10 CV, se estuvo fabricando en Irlanda hasta el año 1965.