Hablamos de otra obra maestra, que Ford produjo en 2011, y que quizás sea uno de los ejercicios de diseño más atractivos de nuestro tiempo: el Shelby GR-1.

Este cupé fue diseñado por el joven diseñador George Saridakis, del estudio de diseño Irvine Advanced Design Studio. Con este prototipo, quería rendir homenaje al legendario Shelby Daytona Coupe de 1964.

Ford también pensó en comercializar un modelo basado en este concept, pero después de las decepcionantes ventas del GT, no se atrevió a vender otro modelo de estas características. Sin embargo, el automóvil con la carrocería confeccionada con paneles de aluminio pulido se subastó, en un acto benéfico organizado por RM Sotheby, alcanzando un precio de 74.000 euros, a pesar de que el Shelby GR-1 que estás viendo no tenía ni interior, ni transmisión.