La historia del descapotable Forty-Nine es diferente, debido a que se vendió en una subasta, celebrada a principios de este año, por una cantidad de 46.500 euros.

Este prototipo vestido en rojo brillante, con carrocería de dos puertas y techo de lona, también rojo, se presentó por primera vez en 2001. Fue poco después de que lo hiciera su "hermano" homónimo, con propulsión trasera y equipado con un potente motor 3.9 V8, de origen Jaguar. Pero a diferencia de este último, el modelo convertible fue solo un prototipo estático, sin motor.