Establecida inicialmente en Islandia como una filial nacional de Toyota, Arctic Trucks se ha convertido en un fabricante independiente. Ahora, se especializa en el desarrollo de todoterrenos de varias marcas, pero entre las variantes de seis ruedas, la más famosa es un pick-up basado en el Hilux.

A este vehículo se le considera un modelo especializado para expediciones extremas y trabajos en zonas con climas muy fríos. Por supuesto, cuenta con mayor distancia libre al suelo y una suspensión reforzada.

Es más, estrena diferenciales bloqueables y un equipo de frenos más potente. Eso sí, el motor continúa siendo el bloque turbodiésel del Hilux, con 3,0 litros y 170 CV.