Como lo lleva haciendo desde su aparición en el mercado, el Renegade recibe las miradas de muchos, gracias a una estética basada en la del Wrangler. 

A la hora de distinguirlo frente a su antecesor, debemos fijarnos en los nuevos faros y pilotos, que se benefician de la tecnología de tipo LED. Además, la luz lateral delantera cambia el color naranja por el blanco.

En cuanto a la habitabilidad y el maletero, nada cambia, de tal modo que las plazas traseras quedan reservadas para adultos de talla media y la zona de carga cubica 351 litros.